Cómo quitar la nieve del coche: trucos fáciles

19 enero
902 156

Ante las frías temperaturas y las nevadas de estos días, conviene tener el coche a resguardo. Pero como no siempre es posible, si dejamos el coche aparcado en la calle, hay que intentar eliminar la nieve, sobre todo antes de que se congele. Será más sencillo quitarla cuando está blanda que cuando ya se haya convertido en hielo por el frío. Y se puede realizar fácilmente en pocos minutos.

En primer lugar, y con guantes por supuesto, con la mano se puede quitar el grueso de la nueve acumulada sobre el techo, capó y parabrisas.

 

Cuando hayamos quitado lo 'fuerte', será imprescindible tener una rasqueta de plástico o goma (para no dañar el cristal, ni los marcos del parabrisas) para quitar la capa de hielo fina que se habrá formado, y anticongelante. Por menos de 10 euros tienes las armas definitivas para librarte del hielo en un periquete. Siempre debemos empezar desde los bordes hacia el centro y primero rociamos el líquido anticongelante en el cristal y luego pasamos la rasqueta. Dos minutos y listo.

Eso sí, hay que tener en cuenta que nunca se debe quitar la nieve con una pala o rasqueta de metal, por ejemplo, ya que son objeto que pueden rallar y dañar la carrocería y los cristales del coche.

Tampoco intentes quitar la nieve con agua caliente, ya que no solo se helará instantáneamente, sino que al entrar en contacto con el cristal frío, el contraste de temperaturas podría resquebrajar el parabrisas. Al igual que la sal, tampoco es recomendable por su efecto corrosivo.

Al igual que tampoco es conveniente retirar la nieve con los limpiaparabrisas. Éstos solo se deben poner en marcha una vez no quede hielo sobre el cristal, ya que si todavía están congelados pueden destrozar el plástico de las escobillas y también rascar el parabrisas.

 

Fuente: www.abc.es

19 enero
902 156